domingo, 3 de junio de 2012

Tocando la puerta...

Hola, soy Momoko y soy lolita. También soy estudiante de derecho. También soy propietaria de Momo House y fundadora de Lolita in the Sky. Y todas esas etiquetas que nos solemos poner. No suelo ser bastante buena con las presentaciones por que soy realmente vergonzosa. Hace mucho, cuando empecé a vestirme lolita, tenía un blog llamado Diario de una lolita, sin embargo, me parecía demasiado materialista mostrar mis prendas, las compras que realizaba, explicar mi mundo, así que de un soplo me deshice de ese blog. Quizá ahora con el tiempo, esas cosas ya me parecen más banales. Me gusta escribir, aunque escriba mal, y sentía ganas, desde hace tiempo, de formalizar un nuevo blog lolita que hable de esta perspectiva mía tan especial, tan amada por mí.

Me gusta el lolita tanto como me gusta la música clásica, la literatura, el cine, el punto de cruz, estudiar (si, suena raro, pero me gusta estudiar), la ópera, el ballet, las manualidades, viajar por el mundo, el vintage, la moda, la fotografía... Y no, no soy una persona cultivada por ello, más bien curiosa, interesada en todas las artes existentes. Pero con el lolita, he de reconocer, que es especial, nos une un estrecho hilo rojo. Nos conocimos hace 8 años cuando yo apenas contaba con 12 y mi madre hizo de Celestina. Me acuerdo de mi primer conjunto, realizada a mano gracias a Dark Cinderella que me enseñó lo que era un pettie, también me acuerdo del segundo, cuando conseguí por Navidades mi apreciada falda de Sleeping Beauty (Baby, the Stars Shine Bright) gracias a Vane, conocida como Candy, fundadora de Lolita in Wonderland. También debo agradecerle al lolita por la oportunidad que me ha brindado, gracias a ella he conocido a múltiples personas, personas a las que tengo cariño especial y a personas que ahora son mis mejores amigos. ¿Acaso eso ya no le hace más especial aún? Nuestras tardes de té, nuestros picnics, nuestros paseos, nuestras ideas tan neoclásicas, a veces con una puntilla de romanticismo.

Y quizá ahora preguntaréis... ¿Por qué ahora, justamente ahora, vuelvo a abrir un blog? Perdí parte de mi amor hacia ella a finales del año 2010, por cuestiones varias que no vienen a cuento en la actualidad. Me centré en mi otra pasión que es la moda, a los estudios y a mis amigos. A vivir el lolita desde una perspectiva mucho más íntima. Entre el 2010 y el 2011, apenas vestí el lolita 4 veces contadas. No tenía la necesidad, ni siquiera tenía ganas. Pero las cenizas volvieron a resurgir con el vestido de Fidel David que me regalaron para mi cumpleaños el año pasado. Y en cadena, surgieron los viajes tan lolitiles que realicé con mis amigas, las cenas, los picnics y finalmente el aprecio volvió. Tomando decisiones diferentes a las anteriores, con un pensamiento nuevo, aire fresco y puro en mis venas. Quiero que vuelva a mí el lolita y aquí estoy para contaros mis aventuras y mis desaventuras. ¡Bienvenido seas a mi blog! Encantada de conocerte, sin duda =)


P.D: Y feliz Loli Day retrasadas ;-) 

2 comentarios:

  1. ¡Pues en primer lugar, enhorabuena por un blog tan bonito, me ha encantado nada más abrirlo!
    Volver a hacer algo que te gusta siempre sienta bien, así que me alegro de que haya vuelto a ti el lolita... ¡y por muchos años!
    Te sigo <3

    ResponderEliminar